Arteazuer

Arteazuer

lunes, 27 de febrero de 2012

Plaza Mayor de Salamanca - Alberto Churriguera

Plaza Mayor de Salamanca S XVIII (1729- 1750)
Alberto Churriguera. (1676-1750)
Piedra de Villamayor
Las plazas mayores en España , recintos regulares y con soportales, fueron la gran novedad del urbanismo barroco español y estuvo determinada por la vida social: el crecimiento de la población requería la existencia de un espacio adecuado para reunión de vecinos, mercado y escenario donde organizar espectáculos públicos y las más diversas conmemoraciones dentro de la ciudad. En este marco cívico los edificios están sometidos a un criterio de unidad, concibiéndose las fachadas con grandes balconadas para presenciar dichos espectáculos. El esquema, en su forma rectangular, se inicia en Valladolid (1561) en tiempos de Felipe II. Aunque el prototipo será la de Madrid del s. XVII y por fin esta de Salamanca del XVIII.

Fue construida en el solar que ocupó la antigua plaza de San Martín del Mercado. Su construcción se acordó en el año 1710, cuando se encontraba en la ciudad el rey Felipe V, que quiso premiar así la fidelidad de Salamanca a su causa durante la Guerra de Sucesión. Es encargada por el corregidor Don Rodrigo Caballero que dio el programa iconográfico.
Es de gran elegancia en sus proporciones y ornamentación
La planta es cuadrada, consta de 88 pórticos formados por arcos de medio punto que descansan sobre fuertes pilares, llevando en las enjutas medallones con bustos de reyes, grandes capitanes y hombres de letras. Sobre estas arcadas se elevan tres pisos de balcones, con una rica ornamentación y rematados por una balaustrada con piramidiones.
En el lado más importante se alza el Ayuntamiento, obra de García Quiñones, éste presenta un monumental pórtico con cinco grandes arcadas. La fachada está ornamentada con frontones curvos, recuadros y placas. Coronando el edificio se encuentra la espadaña que soporta las campanas del reloj, y a los lados las estatuas de la Agricultura, la Industria, la Música y la Poesía.
 Alberto Churriguera que realiza el proyecto pertenece al taller familiar  de arquitectos y escultores de los  Churriguera, el primero, José  Benito Churriguera (1665-1725), trabaja en grandes estructuras de retablos con una decoración  muy recargada, acuñando el término churrigueresco, que designó despectivamente al Barroco tradicional o castizo, donde la máscara ornamental ocultaba las estructuras más pobres.



No hay comentarios:

Publicar un comentario