Arteazuer

Arteazuer

viernes, 18 de marzo de 2011

La ronda de noche . Rembrandt


Rembrandt  1606- 1669
La ronda de noche (La compañía de Frans Banning Cocq)  s XVII (1642)
Óleo sobre lienzo
3,63 x4, 37m
Ámsterdam, Rijksmuseum
De familia humilde y calvinista. Se inicia en pintura usándose como modelo en el espejo. A lo largo de su vida se haría muchos autorretratos. También retratos individuales y colectivos donde alcanza una gran maestría como en  la lección de anatomía del doctor Tulp, pequeños cuadros  de devoción particular con escenas del Antiguo Testamento que eran muy de su agrado,  temas de intimidad femenina y casera;  también realiza grabados. Con varios dramas humanos en su vida familiar de muertes prematuras de seres queridos, Rembrandt cuando pudo, tuvo una vida de derroche comprando y coleccionando piezas artísticas y objetos valiosos de elevados costes.
Murió a los 63 años, arruinado y con un estilo pictórico que cada vez era más incomprendido, de pintura más empastada y densa.
Considerado ya como uno de los pintores y grabadores más distinguido de Ámsterdam le encargan este colosal retrato para el cuartel de los arcabuceros de Ámsterdam. Al principio, tan genial creación dramática, causó rechazo por la forma tan natural y directa de representar a la compañía.
Es un retrato colectivo de ciudadanos miembros de la oligarquía económica y política que gobernaba Ámsterdam. La Ronda de noche es el retrato de una compañía de milicianos que servían a las órdenes del capitán Frans Banning Cocq (1605-1655), quien aparece en el centro vestido de negro con banda roja, y del teniente Wiellen van Ruytenburch (1600-1652) el de amarillo junto a él. Entre 1620 y 1650 hubo veinte guardias cívicas en Ámsterdam, cada una procedente de un barrio distinto de la ciudad y compuesta por unos doscientos hombres. Tenían a su cargo la defensa de su barrio en caso de ataque. En la primera mitad del s. XVII, y hasta 1648 (paz de Westfalia, independencia de Holanda), esto significaba ataque por parte de los españoles con quienes los Países Bajos del norte estaban en guerra por su independencia.

Antes de éste otros pintores habían hecho retratos  de milicias en Ámsterdam, pero ninguno como éste, ya reconocido como una obra maestra en el s. XVII. En general en esos retratos colectivos las figuras se colocaban en inmóviles filas. En la ronda las figuras y tipos cobran autonomía, todos tiene algo que hacer, cada una representa su propio y afanado papel en un ambiente de barullo y ajetreo. Según Antonio Caballero ( El País 15 de julio 2006) este cuadro no es serio, dice que Rembrandt se está burlando del solemne capitán Cocq y de sus compañeros, dice que quiere ridiculizar como payasos a esos burgueses que se toman por soldados. Hasta el apellido del capitán Cocq es caricaturizado en ese gallo muerto que lleva colgado de la cintura por las patas esa fantasmal enana que cruza la composición y que tiene los rasgos de Saskia muerta, su primera esposa muerta ese año de 1642 y que según algunos críticos propicia un cambio psicológico que se ve en su pintura donde  se aprecia un veta de irreverencia grotesca y cómica, como ya se ve en La Ronda
El bosque de picas, todas ellas en ángulos diferentes, y por supuesto, los contrastes de luz y sombra hacen aún más convincente la escenificación dramática. A destacar además la sensación de espacio en el que se mueven los personajes y las tonalidades cálidas que emergen de la luz dorada, con sombras que relegan a unos personajes y destacan a otros.
La Ronda de Noche fue la cumbre de la época “barroca”de Rembrandt, en la que produjo sus composiciones más animadas. Van Goh cuando vio La Ronda describió a Rembrandt como “un mago que dice cosas (con su pintura) para las cuales no existen palabras en ninguna lengua”

No hay comentarios:

Publicar un comentario