Arteazuer

Arteazuer

viernes, 17 de febrero de 2012

Fachada del Hospicio de Madrid - Pedro Ribera


Fachada del Hospicio de Madrid. S XVIII (1722)
De Pedro Ribera (1683-1742)
Material: ladrillo, como  material más pobre y la fachada retablo de piedra

En España sólo desde mediados del s. XVII  se van abandonando las construcciones de impronta herreriana con escasa importancia de la decoración y comienza a desarrollarse la llamada fase ornamental que incorpora elementos plásticos en los muros como motivos vegetales, volutas, molduras y ya en el siglo XVIII es un estilo más movido conectado con el Rococó y caracterizado por el empleo de la columna salomónica, los frontones curvos y partidos, decoración naturalista, efectos textiles, estípites.  Se distinguen dos grandes focos: Salamanca con los Churriguera y Madrid donde trabaja  Pedro de Ribera.
Pedro Ribera es arquitecto municipal y desarrolla varias obras en la ciudad como el puente de Toledo, así como obras religiosas. Buen representante de su estilo es la fachada del hospicio de San  Fernando. Como un capricho barroco se organiza a modo de retablo alrededor de la puerta, que se alza entre cortinajes con una recargada decoración  con formas orgánicas, estípites, medallones y el empuje vertical que parece que empuje la cornisa y la rompa formando un frontón circular partido cuyos lados se unen a la cornisa longitudinal del resto del edificio. El paramento general es de ladrillo  con la piedra de la fachada-retablo.
La conjugación de estas características más la simulación de cortinajes nos indica que su inspiración está en la arquitectura efímera que sirvió de un importante campo de experimentación arquitectónica en el barroco pleno español.
Este barroco decorativo y recargado tendrá mucho éxito en  la arquitectura hispanoamericana.
Destacar por ejemplo, en Valencia la puerta retablo del palacio del Marqués de dos Aguas.(imagen ecir, 458)

1 comentario: