Arteazuer

Arteazuer

jueves, 2 de febrero de 2012

La cúpula de San Pedro del Vaticano

Cúpula de San Pedro del Vaticano.
1546 Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564)

 Ver el plano en pág 357, detrás de los grandes pilares, cuatro pequeñas cúpulas que contrarrestan también el peso de la cúpula central.

Después de varias paralizaciones de las obras de san Pedro,  y tras la muerte de los sucesivos arquitectos, el papa Pablo III, con el que tenía amistad, lo nombró arquitecto jefe de San Pedro en 1546 a los 71 años. No permitió nunca que se le pagase por su labor que “la hacía por amor al santo” y bajo la condición de no verse sometido a presión alguna y no tener que llevar personalmente las cuentas ( poco antes Pablo III le había entregado importantes cantidades como pago por las pinturas del Juicio final en la Capilla Sixtina)

La reconstrucción de la basílica de San Pedro (1506-1626) fue uno de los proyectos más ambiciosos del s. XVI. La antigua basílica (Constantino, s. IV) llevaba en pie más de 1.100 años, fue demolida. La iniciativa es del papa Julio II y participaron los mejores arquitectos del Cinquecento, por orden cronológico: Bramante, Rafael, Sangallo, Miguel Angel,  y ya en el Barroco: Carlo Maderna que prolonga el brazo oriental y levanta la espectacular fachada y  Bernini la gran columnata de la Plaza y el Baldaquino interior que está debajo de la cúpula y sobre la cripta subterránea que se supone es la tumba de San Pedro.

Por el interior, la cúpula, apoyada sobre pechinas, se sitúa sobre cuatro inmensos pilares que Miguel Angel robusteció (18 m de anchura)
Tiene, como la de Brunelleschi de Florencia, doble pared, en el interior forma hemisférica, por el exterior, un perfil apuntado. La luz interior es de 42 m algo inferior a la del Panteón pero mucho más alta.

También realiza Miguel Angel el alzado exterior de la cabecera con pilastras pareadas de orden gigante que recorren dos o tres pisos de ventanas.
No olvidar deducir el estilo manierista: sobre todo en el juego de volúmenes del tambor, con las columnas dobles adosadas a las pilastras, el sobre tambor con guirnaldas, las diferentes formas de frontones y ventanas, la grandiosa monumentalidad de esta cúpula a lo que contribuye el orden gigante de la cabecera así como la grandiosa fachada que realizó Maderna ya en el s XVII.

Además de las grandes obras escultóricas y pictóricas, Miguel Angel, ya mayor, muere a los noventa años., realiza otras obras arquitectónicas: la remodelación urbanística y de los edificios del Capitolio de Roma (Pág. 370), la biblioteca Laurenciana en Florencia (Pág. 371).







(A partir de 9´48")

2 comentarios:

  1. Tienes un blog estupendo, mis felicitaciones por ello. Estoy archivando fotografías de mi viaje a Roma de hace años, y me ayudo de páginas y blogs como el tuyo, que sin duda me está sirviendo muy bien para mi propósito.
    Yo también tengo varios blogs, uno de ellos de viajes, aunque desafortunadamente lo actualizo poco, porque mis tres blogs de poesía ocupan gran parte de mi tiempo libre. Los viajes, el arte y la literatura son mis grandes pasiones. Gracias por "ayudarme" con mis fotos. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar