Arteazuer

Arteazuer

jueves, 17 de noviembre de 2011

Santo Domingo de Silos. Relieves del Claustro (La duda de Santo Tomás)


Duda de Santo Tomás y los otros machones del mismo estilo Finales s XI)
Autor: el conocido como primer maestro de Silos

Técnica: mediorrelieve, adaptado a la arquitectura ( machones de las esquinas del claustro).Plantilla de dibujo y cincelado. Los pliegues de los vestidos, más que tener relieve, están marcados por líneas de dibujo

El momento de esplendor de este monasterio fue a partir de la segunda mitad del s. XI con el nuevo abad, el futuro Santo Domingo, benedictino. Su fama hizo que creciera la comunidad y recibieran grandes donaciones reales. En el s. XVIII se destruyó la iglesia románica y se levantó un templo neoclásico. El claustro, aunque con importantes modificaciones, es la única zona monacal conservada de la época románica.
El claustro es un cuadrilátero irregular de grandes dimensiones. Dos pisos con arcos de medio punto sostenidos por columnas pareadas con capiteles individuales que se unen con un cimacio. Presenta la curiosidad de una columna torsionada
La mejor escultura está en el piso inferior y se reconocen tres maestro o talleres distintos.
 Destacan dos conjuntos: los de los capiteles y los de los machones de las esquinas
En los capiteles hay gran variedad de decoración, unos con decoración geométrica y calada, otros con motivos figurados de animales de origen oriental: leones, águilas, flamencos, arpías, centauros. En algunos, los animales se retuercen entre motivos vegetales de complicados  y perfeccionados entrelazados que recuerdan al arte musulmán. En general la talla de los capiteles es fina, con trazos delgados y disposición simétrica.
Algunos son del conocido como primer maestro de Silos, también autor de los bellos relieves de tres de los machones de los ángulos (escenas de la muerte y  resurrección de Jesús): Ascensión y Pentecostés, Descendimiento y  Santas mujeres ante el sepulcro;  Duda de Santo Tomás y Jesús con los discípulos de Emaús.
 Los relieves de La duda de Santo Tomás, representan la incredulidad de Santo Tomás, quien, en presencia de los otros once apóstoles, toca las heridas en el costado de Cristo para cerciorarse de que ha resucitado
Son de un estilo suave inconfundible, en el que la lisura del acabado se une al encanto de la composición. El plegado de las ropas, realizado con suaves incisiones y suavemente movido por el viento, lo mismo que las cabezas ladeadas con languidez, expresan beatitud. Los personajes son muy alargados, con rostro beatífico, sin individualizar como es típico del románico. Las figuras de los apóstoles se pueden identificar por inscripciones que tiene en las coronas.
Tienen las piernas cruzadas de un modo antinatural, típico del románico, que le da unidad de ritmo a la composición. La composición, como la de los otros machones es isocefálica. La figura de Cristo más grande que los doce apóstoles, para expresar la jerarquía. La escena ocupa todo el espacio que se sitúa bajo un arco que simula una fortaleza con almenas y torres. Sobre el arco músicos celebrando la resurrección. Como es típico del románico, las figuras ocupan todo, el espacio en el que tiene lugar la escena no se representa.
En la escena de Pentecostés, los discípulos, en dos niveles isocefálicos, reciben del cielo, simulado con ondas, (abstracción románica de la realidad) la fuerza del Espíritu Santo para extender el evangelio.

EL machón de la Anunciación es ya de comienzos del XIII y claramente se ve cambio de estilo que tiende al naturalismo del gótico: la escena ya no está totalmente ocupada por los personajes, hay un fondo vacío donde cuelgan unas cortinas, los pliegues son más ampulosos. La anatomía más verídica y en algunas partes, como los brazos de los ángeles, el relieve se despega del muro, consiguiendo claroscuro y profundidad. También el tema mariano es indicio de goticismo.

Hablar de las donaciones reales al monasterio, de las rentas que percibían, a cambio de plegarias y oraciones; del espacio, el claustro, centro de la vida monástica,  lugar de paseo, meditación y procesiones de los monjes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario