Arteazuer

Arteazuer

lunes, 9 de enero de 2012

Virgen Blanca de León

Virgen Blanca de León.
S XIII
Anónimo
Portada principal de la catedral de León, Virgen sobre peana y con un doselete.
Tanto Burgos como León son los lugares donde más intensamente y más temprano se desarrolla la escultura gótica.
Piedra, bulto redondo, adosada en el parteluz, típico del gótico clásico. La original está en el interior ( capilla de la girola)
Función didáctica como en el románico pero con diferente sentido de la religión, no basada en el temor y el miedo al castigo divino, sino en el amor y en la fe en la salvación con la ayuda de Cristo sufriente y la virgen bella.
La virgen es tema protagonista en el gótico, se identifica simbólicamente con la iglesia. Está colocada en el parteluz como anfitriona. Son muchos los ejemplos en otras catedrales góticas.
El culto y devoción a María tiene gran protagonismo en este momento. (responde a la tipología de la Virgen del gótico, maternal, amable , dulce, en comparación con la virgen-trono del románico. Mirar si es necesario el tema del románico donde se compara vírgenes románicas y góticas)

Técnicamente considerada una de las mejores obras de la escultura gótica hispana. Es una bella virgen de canon esbelto, y partes proporcionadas,  ricos vestidos con pliegues trabajados con naturalidad. Como reina (con la corona real típica del gótico) de pie, bendiciendo, sobre el dragón, alude a su condición de nueva Eva y corredentora con su Hijo, el niño que también sonriendo bendice. Influencia de Reims en su naturalismo, elegancia, estilización y esa sonrisa un tanto bobalicona de la escultura gótica francesa.

En el dintel, relatos de bienaventurados y  condenados al infierno: el fuego, calderos de agua hirviendo, terribles demonios que recuerdan al románico. En el tímpano Cristo enseñando las llagas (Dios hombre que con su sufrimiento es fuente de vida y de salvación)
En las  triples arquivoltas,  ángeles siguiendo la dirección de los arcos con ricos elementos decorativos. Doseletes, peanas, repisas adornadas (como las tablas de las alacenas) que separan las escenas .Las figuras de las jambas han ganado en tamaño, casi el mismo que el de la Virgen anfitriona.
La construcción de la catedral de León, la más francesa de las grandes catedrales castellanas, se comenzó bastante avanzado el siglo XIII. Su inicio debe situarse con posterioridad a 1255 y contó con el propio obispo de la sede y con el rey Alfonso X, como valedores principales. Este último, en 1277, concedió exención de impuestos a los veinte canteros, al vidriero y al herrero que trabajaban en la fábrica, por todo el tiempo que permanecieran vinculados a ella.


No hay comentarios:

Publicar un comentario